Portada del sitio > Mensual > 2022 > 2022/09 > Los pacifistas y la capital del mundo

“Puede parecer un sueño…”

Los pacifistas y la capital del mundo

Poco antes del inicio de la Primera Guerra Mundial, el movimiento pacifista internacional ambicionaba construir una ciudad universal para reunir a la élite científica, intelectual, deportiva y espiritual de todas las naciones. El periodista Jean-Baptiste Malet cuenta la historia poco conocida de esa utopía que entrecruzó los destinos de filántropos burgueses, socialistas y el rey de Bélgica.

por Jean-Baptiste Malet, septiembre de 2022
JPEG - 291.4 KB
Huecograbado de Jules Chauvet. Imagen extraída de la obra de Hendrik Andersen "Creation of a World Centre of Communication", impresa por Philippe Renouard, París, 1913

A su llegada a Bruselas a principios de septiembre de 1911, el exdiplomático estadounidense Urbain Ledoux se presenta en la sede de la Unión de Asociaciones Internacionales. Allí conoce a dos figuras del movimiento pacifista: el bibliógrafo Paul Otlet y su amigo Henri La Fontaine. Senador del Partido Obrero Belga, La Fontaine preside la Oficina Internacional por la Paz, el organismo pacifista más importante del planeta.

Ledoux informa a los dos belgas de que una pareja de artistas estadounidenses, Olivia y Hendrik Andersen, están trabajando en un proyecto de ciudad internacional y de que, a tal fin, están remunerado a un arquitecto francés, Ernest Hébrard. “Un premio de Roma”, precisa, sacando de su (...)

Este artículo está reservado a suscriptores.

Si usted es suscriptor, introduzca sus datos a continuación para continuar con la lectura.


¿Todavía no es suscriptor?

Elija su fórmula de suscripción y cree su cuenta.

NECESITAMOS TU APOYO

La prensa libre e independiente está amenazada, es importante para la sociedad garantizar su permanencia y la difusión de sus ideas.

Artículo siguiente

Lula da un giro al centro

En este número

Todo el sumario